Homenaje a un Sillero. Un acto de corazón.

A veces ocurre que el paso del tiempo borra las más claras huellas del pasado. Cuando éste no se recupera, ni con libros, ni con recuerdos, ni con gestos, es como si nunca hubiese existido. Entonces perdemos algo muy importante; pero a lo que nunca daremos su verdadero valor porque ni siquiera sabíamos de su existencia.

Ha faltado muy poco para que esto ocurriera con D. Armando Lemos Marí.

Afortunadamente D. Josep Antich Brocal, D. Marcos Marí Lozano y el Ajuntament de Silla han evitado esta pérdida, esta derrota del saber.

CIMG1945

en el atril D. Josep Antich y detrás D. Marcos Marí

La extraordinaria faceta cultural de D. Armando desborda una reseña como esta. Baste decir que desde el Ayuntamiento de nuestra localidad se quiso rendir un homenaje al hijo que marchó de Silla, pero que nunca perdió su identidad y allá donde fue se enorgullecía de ser “sillero”.

Más de cincuenta años después volvió a su pueblo para recibir este reconocimiento público de los que son sus conciudadanos.

Para no caer en el olvido que antes mencionábamos, D. Armando escribió multitud de poemas referentes a la época y las personas que conoció en nuestro pueblo.

En este homenaje se presentaron esas poesías con fotografías de su momento histórico recogidas en un libro titulado: “Homenatge a Armando Lemos Marí -Arlemar-“.

Para quienes vivieron aquellos años de posguerra y para quienes nacieron algo después, es un verdadero placer recorrer esos momentos, lugares y personas de las que se nutrió Silla y que, de alguna manera, también son homenajeados junto con D. Armando.

El acto, celebrado en el Teatre de la Plaça el 21 de mayo, congregó a multitud de personas que querían acompañar a D. Armando.

CIMG1948

Uno de los momentos estelares fue cuando cuatro componentes de nuestra Associació Amics de la Poesia de Silla subieron para recitar algunos de los más representativos poemas de D. Armando.

Fue, sin duda, un momento muy emocionante por lo que expresaban de recuerdos, de vivencias, de personas y por el profesional estilo de los rapsodas, que interpretaron con elegancia y, además, desde el corazón.

CIMG1953

de izq. a dcha. Vicenta Benedito; Mª Dolores Herranz; Vicente Vedreño y Paco Machancoses

Posteriormente se hizo entrega a D. Armando y a su esposa, Dña. Vicenta Armiñana, de numerosos presentes del que destacaremos la Placa y enseña que nuestro Presidente, D. Vicente Vedreño Riera le entregó para nombrarle  socio honorífico de la A.C. Amics de la Poesia de Silla.

CIMG1959

Finalmente D. Armando se dirigió al público asistente, y por supuesto, también a los que no se encontraban en la sala,  es decir, habló un sillero directamente al corazón de Silla  para agradecer las muestras de cariño.

Dña. Vicenta Armiñana y D. Armando Lemos Marí

Dña. Vicenta Armiñana y D. Armando Lemos Marí

Son estas pequeñas, cotidianas  cosas las que forman la historia de un pueblo, a veces más estremecedoras, por lo cercanas, que la que se escribe con mayúsculas.

Y seguro que, por desgracia, tenemos hechos y personas que nunca recobraremos porque están perdidos para siempre. Esa es la otra parte de la Historia. La que no se escribió. La que no se leerá.

¡Gracias don Armando!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: