POESILLA

Un concurso poético pretende incentivar al, en nuestro caso, aficionado, que se atreva a reflejar lo que siente y piensa, y lo haga extensivo a los demás.

Pretende ayudar a que esa soledad del que escribe se transforme en una corriente que fluye y anega allá por donde pasa.

Que desborde los límites impuestos por las trabas sociales, por la inoperancia humana en reconocer el sentimiento puro, desprovisto de palabrería,  y se reconozca como un medio por el que encontrar el mínimo atisbo de sendero entre tanta selva absurda.

Que dirija hacia un intento de plenitud lo que no es más que una llama, pero eso sí, una auténtica llama: la pasión, la poesía.

Tríptico en valenciano y castellano con las bases de este concurso.

POESILLA