PRÓXIMAS REUNIONES

LUNES 3 Y 10 DE MAYO A LAS 19 HORAS.

NUEVAS POESÍAS PUBLICADAS

Nuestra Presidenta, Vicenta Benedito, nos manda dos nuevas poesías referentes al milagro que sucedió en Silla en 1907. En ambas nos lo explica con mucha claridad.

SAGRADAS FORMAS. I CENTENARIO- VICENTA BENEDITO

SAGRADAS FORMAS INCORRUPTAS

I CENTENARIO 1907-2007-2010

IGLESIA NTRA. SRA. DE LOS ÁNGELES

DE SILLA


En el robo y hallazgo de 1907

fueron tres días que toda Silla lloraba,

grandísima pérdida de Las Formas

y junto al Copón que las cobijaba.


Fueron robadas el 25 de Marzo,

el 27 fueron encontradas,

labradores un naranjo cavando

descubrir Las Formas arrebatadas.


Las Formas Incorruptas en la tierra

con la humedad hicieron estremecer

este pueblo que aclamaba rendido

Cristo Vivo en Las Formas aparecer.


Y, Las Sagradas Formas Incorruptas

fueron veneradas en procesión,

las campanas anuncian el hallazgo.

Solemne Eucaristía y emoción.


Es Silla un pueblo por Dios elegido,

en el Sagrario lo tenemos a Él,

a Cristo que en Las Formas está Vivo;

Pan de vida que alimenta nuestro ser.


Custodiadas están en el Sagrario;

Sagradas Formas robadas una vez.

Marzo de 2007 el Centenario

adoradas dentro del “taroncheret”.


Vicenta Benedito Pons

SAGRADAS FORMAS INCORRUPTAS -VICENTA BENEDITO

SAGRADAS FORMAS INCORRUPTAS,

MÁS DE CIEN AÑOS

Hace más de tres años

que pasó el centenario.

Un milagro trascendente,

un remanso olvidado.

Es pasado y presente

que ocurrió, hace ya

más de cien años.

No me olvido de aquel acaecimiento,

contado por los antepasados.

Fueron trágicos momentos

de dolor y desencanto;

adentrándose en la Capilla

un hombre sigilosamente callado.

Con qué valor y atrevimiento

robó aquel Copón Sagrado,

el contenido: Las Formas de Cristo,

echándolas en un hoyo falseado.

Fueron las manos de un ruin ladrón,

solo quería el oro robado;

por unas monedas lo vendió

como Judas vendió al Crucificado.


Me siguen cayendo las lágrimas

recordando aquella traición;

arrebatando Las Formas quietas

la fuente viva del Hijo de Dios.


Hoy queremos recordarlo.

Quisiera mi mano poder ofrecer,

tener a Cristo Vivo a mi lado

que es alimento de hoy y de ayer.


Es la creencia de Cristo en el Calvario,

en las formas que vamos a comer,

es el Cuerpo bendecido y Consagrado;

Eucaristía culminando la gracia y la fe.


Silla está con las Formas Incorruptas,

y Las Formas con nosotros también.

En aquel tiempo estuvieron ocultas,

pero hoy las campanas anuncian

que año tras año, las queremos tener.


Las veremos, las contemplaremos,

como si fuera la primera vez.

¡¡Es el milagro que tenemos en Silla!

¡Con su grandeza, con su sencillez!


Vicenta Benedito Pons

MADRE- GABRIEL HERNÁNDEZ

MADRE

Ahora ves a este hombre cansado que te mira

con la emoción de siempre. Y un día, cuando vuelvas,

me buscarás en vano” ELOY SÁNCHEZ ROSILLO


La vida era la limpia llegada de la luz

sobre la habitación deshabitada

de la infancia.

Todo estaba ya allí.


La sonrisa y el llanto en un mismo relámpago

inauguran las tinieblas pacíficas

del vientre de la madre. A su abrigo nacemos

con el sello indeleble de la espera

y el tránsito.


Carne sobre la carne, sangre a sangre,

nacemos; y pulso a pulso, venimos

a las entrañas de otra madre

que gesta su alumbramiento íntimo

en la sombra, como una fiera amable.


Desde siempre llegamos a su grávido vientre.

Vamos llegando, pausadamente,

a su comienzo sin final, hasta besarnos

su cálida luz fría tras la luz.


Morir. Vivir. Tal la herida, la gracia

intermitente que gozamos en la vigilia de este sueño

donde creemos escribimos nuestra vida.


Gabriel Hernández Molero

LA LUZ INTERRUMPIDA- GABRIEL HERNÁNDEZ

LA LUZ INTERRUMPIDA

in memoriam Omar Ali Shah

Me quejé de ti, dijiste: Pon tu propio remedio‘.”

JALALUDDIN RUMI


La luz era tu llama en la llamada.


Entre los linos del Nilo alquilé mi libertad.

Troqué la Tierra de la Alianza

por penínsulas de sombras

-olivos, viñas y luna lloraron

nueve silencios, en memoria de Abraham-.


Entre bosques de cedros y granados,

ávido de júbilos y música encendida

huí de la llama en que arde -como un río

de vida pacífico, luminoso, infinito-,

tu llamada de amor.


En vano, el corazón buscaba en vano

aspirar la certeza deslizada en la rosa;

declinar la gracia de tu Nombre

en la serena quietud de tu Presencia

y compartir tu vino almizclado

de sangre, de amor y de palabras.


En treinta monedas le tasaron y...


Hoy acaso es miércoles también,

y el corazón debiera arrodillarse…

Permitirnos cruzar a la otra orilla,

lanzarnos al abismo desnudo del amor

que nos llama…


Volver a lo profundo,

a la profunda estancia de luz no usada,

interrumpida, callada, humilde

luz modesta como tierra.

Descender

allí donde sabemos

somos polvo de un cansancio finísimo.


Vino otra vez luz en que Tú ardías…


El alma escucha y te responde,

con esperanza añade: “¡Señor

hazme de nuevo!”.

Gabriel Hernández Molero

NUEVAS POESÍAS

Nuestro compañero Gabriel Hernández ha tenido la deferencia de mandarnos  dos excelentes poesías, publicadas en el libro “Fent Camí” 2006. Las podréis encontrar en el apartado “Poesías en castellano”.